El Reiki sigue avanzando con energia en España

El Reiki sigue avanzando con energia en España

20 de Junio de 2015

Este método japonés ha sido recientemente aceptado por la OMS como terapia complementaria, que no alternativa, a tratamientos médicos tradicionales.

A pesar de no contar con una base científica que atesore la existencia de esa energía y su capacidad de sanación, su práctica es habitual en muchos países.

Pacientes madrileños de cuatro hospitales de la Comunidad reciben sesiones de esta terapia como complemento a su tratamiento.

Homeopatía, naturopatía, quiropraxia, acupuntura... ¿Quién no ha oído hablar de la medicina alternativa? Seguro que en alguna ocasión has comprado algún producto en el herbolario del barrio confiando en las recomendaciones del dependiente y pensado que es más natural que cualquier frasco de la farmacia.

Reiki es un método japonés que recientemente ha sido aceptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como terapia complementaria que no "alternativa"; es decir, tiene otro estatus dentro de este colectivo de prácticas medicinales no tradicionales.

A pesar de no contar con una base científica que atesore la existencia de esa energía y su capacidad de sanación, su práctica es habitual en muchos países

Fue creada en 1922,  por el japonés Mikao Usui y se basa en canalizar la Energía Universal a través de las manos y en la capacidad de autocuración inherente a las personas. No es exclusiva de un pequeño grupo de elegidos, sino que se trata de una técnica que se puede aprender. Para ello es necesario un curso de iniciación: "Llegué con muchos bloqueos emocionales y salí de la primera sesión sintiéndome renovada y con mucho optimismo", asegura Carolina Ramos tras su primer contacto.

A pesar de no contar con una base científica que atesore la existencia de esa energía y su capacidad de sanación, su práctica es habitual en EE UU y otros países europeos, donde incluso forma parte de la cartera de servicios sanitarios. En España su recorrido no ha llegado a este punto, pero su presencia es notable. La Fundación Sauce, que esta semana celebra su décimo aniversario, está presente en cuatro hospitales de la Comunidad de Madrid (Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Puerta de Hierro Majadahonda, Ramón y Cajal e Infanta Elena) y sólo en el 2014 realizaron más de 9.700 sesiones de Reiki con pacientes.

John Curtis es el presidente de esta entidad y de la Federación Española de Reiki, que cuenta con más de 4.000 federados. ¿Cómo llega un informático a convertirse en maestro Reiki? En 1996 sufrió una parálisis facial diagnosticada como incurable. No se resignó, buscó multitud de opiniones dentro y fuera de la medicina tradicional que le llevaron a este método. "Pensaba que eran hippies de la nueva era, pero estaba desesperado y probé. En tres meses desapareció mi enfermedad. Hay una gran diferencia entre ser escéptico y ser imbécil si hay una evidencia", sostiene Curtis.

El Reiki afirma que cuando la energía se bloquea da lugar a una enfermedad. La imposición de las manos en la zona afectada sirve para desenredar el nudo que impide que la energía fluya. De esta forma, se devuelve el equilibrio al organismo. No cura, así lo dice expresamente el manual informativo al que tienen acceso los usuarios de los hospitales que han permitido su presencia en Madrid. "Nuestros mejores comerciales son los enfermeros de los centros hospitalarios. Muchos de ellos querrían ayudar a sus pacientes, pero no les está permitido. Contamos con más de una veintena de voluntarios que tratan a enfermos que padecen dolor intenso o que se han sometido a un trasplante, pero principalmente estamos con el área de oncología", explica el presidente de la Fundación Sauce.

 

¿Para qué sirve el Reiki?

Su uso puede ser específico, para dolencias puntuales, o general para crear armonía:

- Reducir la ansiedad del paciente antes de una intervención.

- Aumentar su capacidad de recuperación después de una intervención.

- Estimular su sistema inmunológico.

- Acelerar la eliminación de toxinas de la anestesia y fármacos empleados.

 

Formación en Reiki

El aprendizaje de esta terapia puede durar toda la vida. La Federación Europea de Reiki Profesional determina los siguientes niveles de aprendizaje:

· Shoden: Este primer nivel se emplea para re-equilibrar el organismo a nivel físico. Tras el contacto inicial, el alumno ya puede ofrecer terapias básicas de Reiki a personas muy cercanas.

.Okuden: el segundo nivel se trabaja a nivel emocional y mental. Permite sanar el Karma. El alumno ya es capaz de realizar sesiones de Reiki a los demás..

.Shinpiden: se trata de un nivel más interno e intenso.

.Maestría: llegas a un nivel que te permite enseñar a los demás y se compone a su vez de distintas fases de experimentación. Dos años es el tiempo estimado para alcanzar el grado de maestro.

 

Primer Máster de Reiki en España

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid pondrá en marcha el primer Máster de Reiki en España

En centros educativos como la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua o en Estados Unidos, ya existen una formación específica de en esta materia. En la escuela de Medicina de la Universidad de Michigan se imparten clases tanto a enfermeras como al resto del personal sanitario. También en muchos de sus hospitales los residentes reciben formación en Reiki como una asignatura más de su programa.

En España, esta semana la Fundación Sauce firmaba un convenio de colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid para poner en marcha el primer Máster Universitario en Reiki.

 

¿Medicina alternativa o fraude?

Como toda terapia no tradicional ha sido puesta en cuestión desde diferentes sectores. En opinión de John Curtis, la escasez de recursos económicos impide que no se hayan realizado estudios rigurosos. "Aun así, existen 300 ensayos clínicos que han estudiado los resultados del Reiki. Nosotros no podemos ofrecer datos contrastados, pero sí casos anecdóticos muy reveladores como el de una señora que padecía osteoporosis y en dos años recuperó la cabeza de su fémur. Las radiografías fueron la prueba de la sanación", asegura.

Cuando nos hacemos una herida o nos duele algo, de forma inconsciente nos llevamos la mano a ese lugar como si ese gesto nos aliviara el dolor

Cuando nos hacemos una herida o nos duele algo, de forma inconsciente nos llevamos la mano a ese lugar como si ese gesto nos aliviara el dolor. Sin darnos cuenta, estamos aplicando el fundamento del Reiki. "Se trata de sentir la energía que fluye en el mundo, de notar cómo la cercanía de ciertas personas te agrada y cómo rechazas la presencia de otras. Después de sentirlo, necesitas ser iniciado en Reiki para saber canalizar y trasmitir esa energía. Y lo notas, ¡claro que lo notas!", explica Virginia Pozo, estudiante de esta disciplina.

Más allá de cualquier valoración, lo cierto es que el Reiki ha entrado con energía en la sociedad española. Una terapia alternativa y/o complementaria con detractores y seguidores que debe ser experimentada en primera persona.


Fuente: Zoom News.



¿Te ha parecido interesante? Puedes compartirlo en FacebookTwitterGoogle +LinkedIn

Noticias