Sobre Mikao Usui

Reiki es un legado de la humanidad y fue “rescatado” en 1922 por Mikao Usui.

Por lo que sabemos, Mikao Usui fue un hombre corpulento, muy culto, de carácter fuerte y de gran bondad, que le gustaba reír y ser compasivo.

Nació en la aldea de Taniani (Japón) el 15 de agosto de 1865. Provenía de una estirpe noble, ilustre, de un alto linaje de antiguos Samuráis. Se crio en el Budismo Tradicional al que pertenecía su familia y se cuenta que estuvo a punto de morirse por una epidemia de cólera en el año 1900. Esto junto a otros acontecimientos, le acercaron al camino de búsqueda del propósito de la vida. De adulto perteneció a la secta Tendai del Budismo Esotérico Tibetano y era conocedor del Shintoismo, religión tradicional de Japón. Mikao además estudió y profundizó en otras muchas religiones y viajó a China, Europa y Estados Unidos, adquiriendo conocimientos de medicina, psicología, adivinación, idiomas y diversas religiones. Aprendió a entender los antiguos libros de Budismo Esotérico y las técnicas de sanación energéticas ancestrales.

Tras una vida de búsqueda y de aprendizaje llegó a la conclusión de que el propósito de la vida es alcanzar Anshin Ritsumei (estado interno de Conciencia Iluminada).

En 1920 el Sensei Usui practicó zazen durante varios años en un templo de Kioto en busca de ese estado iluminado de paz mental. No habiendo conseguido su objetivo, se retiró 21 días a meditar y ayunar en el Monte Kurama. En el último día súbitamente sintió un gran impacto sobre su cabeza y perdió el conocimiento. Al amanecer recobró la conciencia y sintió su cuerpo y su mente repletos de energía. En ese impacto, Reiki lo había traspasado y la vibración dentro de su cuerpo (microcosmos) comenzó a resonar con la vibración del Universo (macrocosmos) y experimentó la unificación de su Yo con el Universo, alcanzando el estado mental que por tanto tiempo buscaba (el Universo soy yo, yo soy el Universo). Usui Sensei intuyó que la vibración más alta que resuena con el Universo es Reiki. Comprendió que “Reiki es la vibración que nos guía desde el Universo y que el camino hacia la sanación y la felicidad es vivir resonando con Reiki” Usui dijo: “…fue más tarde, cuando me di cuenta que había adquirido el don de la sanación”. Visualizó con claridad la idea de formar una escuela para enseñar y poner en práctica su sistema de crecimiento espiritual y sanación natural al cual posteriormente denominó "Reiki”; según sus palabras: nadie me dijo como sanar, ni cómo enseñar; por ello decidió abrir la Usui Reiki Ryoho Gakkai (Asociación Usui de sanación integral Reiki) en Aoyama (Tokio), donde puso en marcha sus enseñanzas.

Había llegado la hora de expandir el conocimiento y que todos los seres humanos se beneficiaran de este don de una manera sencilla sin necesidad de técnicas complicadas y largos años de entrenamiento. Falleció repentinamente en Fukuyama el 9 de Marzo de 1926 a los 62 años. Según cuentan entrenó a más de 2.000 personas, de los que se cree que solo le dio tiempo a preparar a 21 maestros. El Sensei Usui dijo: “primero utiliza el Usui Reiki Ryoho para sanar tu espíritu y como consecuencia tu cuerpo y después cuando alcances la armonía, utilízalo con los demás”. "El camino de Reiki es el sendero de la iluminación que nunca se acaba en el que hay mucho que aprender, el maestro sigue siendo estudiante durante toda su vida". Hiroshi Doi

Sobre Mikao Usui